Cualificación profesional de la demandante y sentencia ganada

En ocasiones es muy complicado explicar a los neófitos en derecho las múltiples interpretaciones que una norma puede tener en virtud de quién la está interpretando, y eso mismo ocurre con los jueces, que teniendo a su alcance las mismas herramientas (normativa, jurisprudencia, costumbre) en lo que se diferencian es en su criterio personal a la hora de elegir las bases en las que se fundamenta su decisión.

Hoy os acercamos una sentencia ganada en primera instancia en Gijón contra Caja Rural de Asturias, en la que se solicitaba la eliminación de la cláusula suelo y la restitución de las cantidades abonadas de más. La principal diferencia en este supuesto, es la cualificación profesional y académica de la persona demandante, con estudios superiores y un trabajo distinguido.

Pues bien, el juez declara que la cláusula suelo es una cláusula predispuesta en el contrato y que no basta con que su redacción sea clara y sencilla sino que es necesario que el consumidor la entienda y comprenda sus efectos, y de eso, tiene que encargarse el banco. Añade que el precio del préstamo es un elemento fundamental para que el consumidor se decante por una u otra entidad financiera, y la existencia de un suelo hace que este elemento (el precio) se convierta en un elemento de riesgo al convertir un préstamo a interés variable en fijo y el consumidor tiene que ser consciente de su inclusión en el contrato que firma.

Aunque lo verdaderamente importante en esta sentencia es que el juez entiende que a pesar de la formación y experiencia profesional de quien demanda, actuó en la contratación como una mera consumidora, y por tanto, los elementos esenciales del contrato como el suelo, deben de ser especialmente transparentes para que el consentimiento contractual sea plenamente informado.

S oviedoS2 oviedo

Posted in Noticias and tagged , , .

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *