Cinco bancos se enfrentan a sanciones por la cláusula suelo de sus hipotecas

La campaña que emprendimos a finales de junio del año pasado desde la Unión de Consumidores está dando sus primeros frutos: cinco bancos se enfrentan a sanciones de entre 3.601 y 18.000 euros por cliente a causa de la imposición de cláusulas suelo abusivas en los contratos de hipoteca de sus clientes. Las entidades afectadas son Liberbank, Banco Sabadell, Banco Popular, Banco Pastor y Caja Rural.

Falta de transparencia en los contratos hipotecarios

La falta, que ha sido considerada como grave por el Gobierno asturiano, sienta un precedente a nivel nacional. Las cláusulas suelo incluidas en los contratos de estas primeras 17 reclamaciones incumplen los principios de transparencia establecidos por el Tribunal Supremo. Estas omisiones son la causa de que el consumidor no fuese, específica y suficientemente, informado acerca del significado de dicha cláusula como elemento principal del contrato, impidiendo que este conozca la carga económica que asume y que pueda prever sobre la base de criterios claros y comprensibles las eventuales modificaciones del coste.

Otro factor más de desinformación es el hecho de que la cláusula suelo se incluye en un contrato de préstamo a interés variable cuando en realidad esta cláusula lo convierte en préstamo a interés mínimo fijo. La falta de una información adecuada y la existencia de esta cláusula mientras se ponía el acento en el diferencial, afectó al comportamiento del cliente a la hora de contratar. Además se ofrecía como contraprestación una cláusula techo que obraba en beneficio del cliente y de la que realmente este nunca llegaría a beneficiarse por estar suficientemente alejada de la realidad de mercado.

Un paso de gigante para las familias afectadas

La cláusula suelo afecta en España a unas cuatro millones de familias, más de 30.000 en Asturias. Por el momento ante la dirección de consumo ya se han presentado 363 denuncias, de las que 63 son particulares y el resto han sido gestionadas desde la Unión de Consumidores de Asturias. Según nuestras estimaciones, las familias afectadas pueden estar pagando entre 1.500 y 2.500 euros anuales de más, al estar atrapados por una cláusula suelo que impide a los clientes beneficiarse de las sucesivas bajadas de intereses.

Gracias a la vía administrativa los clientes de hipotecas con cláusula suelo pueden reclamar sin juicios de forma más rápida, desde la Unión de Consumidores. Hoy ya podemos decir que se puede eliminar la cláusula suelo.

Si es tu caso, contacta con nosotros o acude a nuestras oficinas y te informaremos.

Posted in Noticias, Todas and tagged , .